sábado, 11 de julio de 2009

El secuestro como instrumento de castigo

Recientemente se ha vuelto célebre el caso en el cual una mujer brasileña, Bruna Bianchi Carneiro Ribeiro, radicada y casada en Nueva Jersey, secuestra a su hijo y se lo lleva a Brasil (http://www.redbank.com/blog/sean-goldman-usa-parental-abduction-brazil), obligando al padre del menor a realizar una intensa lucha legal internacional para recuperar a su hijo. Gracias a este triste caso, se ha vuelto a discutir públicamente el gran problema del secuestro de los niños pro sus progenitores.

A pesar de que existen leyes internacionales en contra del secuestro por parte de los padres, éstas son pobremente ejecutadas y frecuentemente manipuladas para la conveniencia del padre secuestrador, que usualmente se lleva al niño a su país de origen. Irónicamente, en el caso ya citado, Bruna se volvió a casar en Brasil, esta vez con una abogado especializado en leyes de familia, quien incluso ha hablado en la Haya sobre el tema del secuestro por parte de los padres. Bruna muere y es este abogado quien ha impedido que el niño se devuelto a su padre. La naturaleza nunca deja de ser perversa.

Digo también que debería usarse esta oportunidad para discutir el efecto negativo que la distancia física entre los padres separados tiene en los niños y en los vínculos que estos tienen con sus progenitores, especialmente con sus padres. Lo digo, porque en muy pocos estados (sólo conozco el caso de Pensilvania) existen leyes que impidan que un progenitor que tenga la custodia compartida de sus hijos, pueda abandonar el estado donde vive para poner así distancia entre los niños y el otro progenitor.

Secuestrar a los niños es una táctica usada por muchas mujeres una vez que se les quita la custodia y se le da al padre. Y mudarse, a veces miles de millas, es una estrategia frecuentemente usada por madres cuando se le otorga la custodia compartida al padre de sus hijos. ¿Cuál es la diferencia entre secuestrar niños y llevárselos a donde les será imposible estar en contacto con sus padres?

En la película Jarhead, hay una escena en la cual los soldados, ya en el campamento en el desierto, colocan algo así como un muro de la vergüenza, en el cual ponen fotos de las mujeres que los han traicionado. Una de las fotos muestra a una mujer con un niño, con las palabras: “Yo la amaba y se llevó a mi hijo y desapareció”.

La próxima vez que tu ex te diga que se va a llevar a tus hijos a donde no los puedas ver, no la ignores. Tal vez no es una amenaza. Tal vez es un plan.

2 comentarios:

  1. HOLA:

    MI NOMBRE ES JACQUELINE CABRERA, TENGO 32 AÑOS DE EDAD TENGO UN HIJO DE CASI 3 AÑOS, LOS CUMPLEM ESTE 30 DE SEPTIEMBRE Y TRISTEMENTE TENGO QUE DECIR QUE NO VOY A PODER ESTAR CON EL, YA QUE SU PADRE LO TIENE SECUESTRADO DESDE EL 20 DE DICIEMBRE DE 2008, EN UNA DE LAS VISITAS QUE TENIA YA NO ME LO REGRESO, LO MÁS GRAVE DEL AUNTO ESQUE TENGO PERFECTAMENTE UBICADO A MI HIJO, SE DONDE ESTA, PERO COMO LA LEY DICE QUE NO PUEDE PERPRETAR A UN DOMICILIO QUE NO ES MIO,NO E PODIDO VERLO, TOCRLO, ESCUCHARLO, LAS LEYES SON TAN POBRES EN MI PAIS, AQUI TODO EL MUNDO SE HECHA LA BOLITA Y NADIE HACE NADA, LA REALIDAD DE LAS COSAS ESQUE MÁS ALLA DE HACERME DAÑO LE ESTA HACIENDO DAÑO A NUESTRO HIJO, DE MI PARTE E TRATADO POR TODOS LOS MEDIOS, TELE, RADIO, INTERNET, ABOGADOS, JUZGADOS CIVILES, JUZGADOS PENALES, MINISTERIOS PUBLICOS, DERECHOS HUMAMONS, LA VISITADURIA DEL ESTADO Y HASTA HOY NO E LOGRADO NADA MI HIJO SIGUE SIENDO VICTIMA DE SECUESTRO POR SU PROPIO PADRE.

    ResponderEliminar
  2. Jaqueline:

    No puedo imaginarme el dolor que debes estar sintiendo. Me podrías decir en que páis vives? Me gustaría explorar si tengo algún contacto que te pueda ayudar.

    Un abrazo solidario,
    Vidal

    ResponderEliminar

ARCHIVO DEL BLOG