domingo, 18 de octubre de 2009

Colombia: Una ley en pro de la custodia compartida y en contra las acusaciones falsas

El portal del periódico colombiano El Tiempo, publicó el pasado 15 de octubre del 2009 un reportaje de Andrea Linares Gómez titulado “Pérdida de custodia por falsa denuncia o si un padre daña imagen del otro, plantea proyecto de ley” (http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/perdida-de-custodia-por-falsa-denuncia-o-si-un-padre-dana-la-imagen-de-otro-plantea-proyecto-de-ley_6335647-1). Dicho artículo discute el proyecto de ley que busca instaurar la custodia compartida en Colombia. Este proyecto responde a una tendencia en la sociedad colombiana. Según la jueza de familia Ana Lucía Suárez, aunque en la mayoría de los casos es la mamá quien quiere la custodia de los hijos, cada vez más frecuentemente son los padres quienes buscan tenerla.

Siempre es una buena noticia saber que otro país se suma a la corriente mundial en pro de la custodia compartida, especialmente si ese país es uno tan importante y de tanta influencia en Latinoamérica como lo es Colombia. Pero lo que me llamó la atención es que el proyecto establece que si uno de los progenitores desvirtúa la imagen del otro progenitor delante de sus hijos o hace denuncias temerarias de abuso sexual en contra del padre no tutor, éste perderá la custodia de sus hijos. El proyecto también contempla el retiro de la custodia a quien maltrate a sus hijos.

Federico Cardona, presidente de la organización colombiana Fundación Primero la Infancia, que reúne a padres y madres no custodios, indica que las acusaciones falsas son el problema más común entre parejas separadas. Estas falsas imputaciones se usan como instrumento para alejar al otro progenitor de sus hijos y crear en éstos una imagen negativa del padre no custodio. Esta dinámica, como todos ya sabemos, es típica en los casos del Síndrome de Alineación Parental (SAP).

El problema de las acusaciones falsas durante las disputas por custodia es uno gravísimo. En países como Puerto Rico y Chile el fenómeno alcanza proporciones epidémicas. La principal razón de esta proliferación de falsas acusaciones es precisamente su impunidad: en las cortes de familia, cualquier persona puede acusar a otra de cualquier barbaridad, sabiendo que las cortes, so color de proteger a los menores, impedirán todo contacto entre el acusado y sus hijos, sabiendo también que cuando las acusaciones sean probadas falsas, el vínculo entre los hijos y el progenitor ausente se habrá debilitado, y el acusador no tendrá que dar cuenta de sus acusaciones maliciosas. El logro de esta legislación es que, como muchos grupos pro custodia compartida han venido pidiendo desde hace mucho, por fin existiría una figura jurídica mediante la cual el acusador malicioso podrá ser llevado a las cortes y ser juzgado.

Confío en que esta ley pro custodia compartida sea aprobada en Colombia, y en que otros países latinoamericanos sigan este ejemplo.

2 comentarios:

  1. Hola mi nombre es Luis Martínez, soy chileno, tengo una hija de 14 años de mi primer matrimonio del cual enviudé, y ya casi 3 años me volvi a casar con una mujer colombiana, de ese matrimonio tenemos un hijo de 18 meses. El 9 de febrero de este año viajamos a bogotá con la intension de hacer vida allá, se nos presentarón muchas dificultades tales como la visa, trabajo y el hecho de estar viviendo junto a sus hermanas y padres en una misma casa, hubieron muchas dificultades caseras qeu supe sobrellevar durante 7 meses.Lamentablemente la agencia postal colombiana extravió un documento importante para la visa de mi hija, y siendo yo apoderado de ella, tuvimos que regresar a chile, solo los dos, ya que mi esposa n quiso dejar nuevamente su pais. El problema en si, no es con mi esposa sino con respecto a los cuidados que tiene mi hijo, empezó a ser cuidado por una de mis cuñadas que tiene un problema de alcoholismo serio, lo que hizo que mi esposa colocara al niño en un jardin infantil desde las 8 de la mañana hasta como las 6 dela tarde en que ella u otra cuñanada mia lo pdiese retirar.Esto me genera mucha desazón y desconfianza, es sabido por muchos expertos que son estas edades en que el niño absorbe la mayor cantidad de conocimientos y sensaciones; en variadas oportunidades he llamado a mi esposa rogandole vuelvan a Chile a seguir creciendo como familia, acá hay oportunidades de empleo para ambos, y no asi como me pasó a mi allá que estuve 7 meses buscando trabajo con resultados negativos, ella no quiere volver; y ahora al leer esto sobre la custodia compartida me llama mucho la atención, no conocsco las leyes colombianas, no se donde me puedan orientar para tener la custodia parcial o total de mi hijo, que nació acá en Chile, ya que veo mucho riesgo de cuidado y de afecto por los largos periodos de ausencia que el niño pasa y mas aun presenciar a su corta edad el alcoholismo de una de mis cuñadas.
    Le pido por favor me pueda orientar sobre cada paso a seguir para darle una solución a este problema y no llegar a tener que lamentar algun acontecimiento com por ejemplo que el niño tenga algun accidente o mas aun el niño cresca bajo ese stress de tener una persona adicta a su lado.
    Atentos saludos
    Luis Martínez M.

    ResponderEliminar
  2. Luis:

    Te agradezco mucho tu acercamiento para discutir tu problema. Lo primero que tienes que resolver es tu residencia, decidir dónde quieres vivr durante la infancia de tu hija. El requisito principal de la custodia compartida es que los dos padres vivan a una distancia que les permita a ambos llevar o recoger al niño/niña a/de la casa del otro. Tienes dos alternativas: o convences a tu esposa a volver a Chile, o tú consigues un trabajo en Colombia cerca de la casa de ella.

    Puedes contactar la organización chilena pro custodia compartida Amor de Papá (www.amordepapa.org)para que hables con uno de sus miembros y puedas inquirir sobre las leyes locales.

    Manténme al tanto de situación. Y nunca, nunca pierdas la fe.

    Vidal

    ResponderEliminar

ARCHIVO DEL BLOG