sábado, 14 de marzo de 2009

La custodia compartida y los derechos del niño

La meta básica de la custodia compartida no es proteger a a los padres, es proteger a los niños al preservar su apego natural a sus padres. Beck v. Beck afirma que:

En la raíz del acuerdo de custodia compartida es el supuesto deque los niños en el contexto de una familia unificada desarrollan apegos a ambos padres y el corte de cualquiera de estos apegos es contrario a los mejores intereses del niño. 86 N.J. 487 (1981)

La custodia exclusiva no sólo viola los derechos de ambos padres a ser considerados iguales ante la ley, sino que además viola los derechos del niño. Nueva Jersey adoptó la Carta de Derechos de los Niños a partir de decisiones de la Corte Suprema de Wisconsin de la Corte de Familia del Condado de Milwaukee. Entre los derechos de los niños mencionados en éstos, el derecho número diez afirma que los niños tienen:

El derecho al reconocimiento de que los niños involucrados en un divorcio son siempre partes en desventaja y de que la ley debe tomar pasos afirmativos para proteger su bienestar… (N.J.S.A. 4:10-11)

Trata de ver las cosas desde el punto de vista de los niños, tratar de de brindarles los que ellos necesitan y anhelan, deber ser la tarea primordial de cualquier corte. Al otorgar custodia física exclusiva, la corte evade su responsabilidad ignorando que:

…la consideración suprema de cualquier corte (…) de asegurar la seguridad, la felicidad, y el bienestar físico, mental y moral de los niños. Al evaluar estas preocupaciones, la corte debe “realizar todo esfuerzo para conseguir para el niño el amor y el afecto de ambas partes y no de una.” (New Jersey Practice. Family Law & Practice, p. 445)

La corte debe tratar desde el principio de sus procedimientos de otorgar la custodia compartida, si no por los padres, por el niño que la parte más vulnerable de este doloroso p proceso.

Luchar por nuestros hijos es más que luchar por la igualdad entre hombres y mujeres. Nuestra lucha es la lucha por los derechos de nuestros niños. Es por eso que no podemos rendirnos. Nuestros hijos nos esperan.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu blog. He puesto tu noticia en el mismo y tu enlace. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. En nuestra lucha, conectarnos con otros compañeros de lucha es crucial, así que tu ayuda y solidaridad son más que bienvenida.

    Vidal

    ResponderEliminar

ARCHIVO DEL BLOG